Cristina Rojas Sandoval
Durangueño
1933 - ----
La cantante María Cristina Rojas Sandoval que triunfó en la comedia musical “My Fair Lady” (Mi Bella Dama) nació en la ciudad de Durango, Estado del mismo nombre el día 29 de enero del año 1933, fue hija de don Antonio Rojas Salcido y de su señora esposa doña Margarita Sandoval de Rojas.

Estudió su educación primaria en un colegio particular de su tierra natal y continúo estudios superiores en la Academia Comercial “Pedro Chávez”.

Su vocación fue el canto actividad a la que se dedicó desde pequeña ya que, el ambiente en que se desarrolló fue favorable, en virtud a que su padre rodeó a la familia de los elementos necesarios para darles una cultura musical refinada.

Tenían piano y violín, guitarra, mandolina y una magnífica colección de discos de óperas famosas como: Aída, El Barbero de Sevilla, Las Bodas de Fígaro, Carmen, El Caballero de la Rosa, Fausto, Madame Butterfly, Otelo, Salomé, La Travista y otras, que la familia escuchaba en una victrola R.C.A. Víctor de magnífico sonido en ese tiempo. María Cristina cantaba sólo fragmentos de las óperas que escuchaba y en algunas ocasiones era acompañada al piano por su hermano Enrique.

La familia con frecuencia ofrecía reuniones sociales en la casa, las cuales eran amenizadas por Cristina que empezó a cantar desde los seis años de edad y por Enrique que tocaba el piano líricamente.

En una reunión escuchó su voz la profesora Luz María Piña Favela, quien maravillada con la niña se ofreció para darle clase.

El notable aprovechamiento alcanzado por nuestra biografiada en su clase de canto, permitió que el Sr. Licenciado don Enrique Torres Sánchez entonces Gobernador del Estado, le concediera una beca para continuar sus estudios en el Conservatorio Nacional de Música de la ciudad de México, donde recibió clase de la famosa cantante Fanny Anitúa y de la maestra María Bonilla, la famosa cantante duranguense se interesó por María Cristina, quien además de darle clases particulares en forma gratuita, la presentó a empresarios de teatros importantes y la asesoró en sus primeras presentaciones públicas en Guanajuato, Morelia y Palacio Nacional de Bellas Artes en el Distrito Federal, razones por las cuales, se establecieron lazos de afecto y agradecimiento de la discípula hacia la maestra.

En el año de 1959, el actor de teatro Manolo Fábregas convocó mediante la prensa a las cantantes de la República a participar en el concurso para seleccionar a la heroína de la comedia musical “Mi Bella Dama”.

Cristina fue animada a participar por el maestro Carlo Morelli y se presentó a la prueba acompañada de su amigo Pepe Esteva. La competencia era dura, participaban más de cien cantantes, algunas muy experimentados; estuvieron presentes en la prueba el director, Herman Lenine, Rex Harrison y los demás artistas norteamericanos que obtuvieron un éxito sin precedentes, en el luminoso Broadway de Nueva York.

La duranguense concursante cantó para el jurado y el Sr. Fábregas manifestó su agrado diciendo:- Está contratada.

En el Palacio Nacional de Bellas Artes, se estrenó la obra “Mi Bella Dama” el 2 de abril de 1959 y tuvo un éxito estruendoso; la comedia duró en escena más de seis meses y la crítica la elogió mucho. Se suspendieron las representaciones porque la Regencia de la ciudad ordenó un precio tope de $12.00 por persona en todos los teatros y no fue costeable para la empresa.

La compañía “Columbia”, grabó la obra y vendió más de 2 millones de discos en España, México y el resto de América Latina. Cristina recibió como trofeo el “Disco de Oro”, desgraciadamente le hicieron fraude con las regalías de la grabación y por ese concepto no recibió participación.

En el año de 1964 formó parte de la comitiva oficial, que el gobierno de México envió a la celebración de las fiestas patrias a San Francisco, California, en esa ocasión, se presentó en el “Centro City” y tuvo gran éxito. Posteriormente fue contratada para ofrecer audiciones en el teatro “Million Dollar” de Los Ángeles, California, ciudad donde filmó algunos programas de televisión.

Acompañada por la violinista Celia Treviño, realizó con éxito varias giras por la República. El Sr. Presidente don Gustavo Díaz Ordaz le concedió una beca para realizar estudios en Moscú. Después de su estancia en la Unión Soviética visitó algunos países de Europa y los Estados Unidos de Norteamérica donde adquirió notables experiencias.

De regreso a su patria, actuó en Durango su tierra natal, donde fue frenéticamente ovacionada. Actualmente fundó en la ciudad de México una escuela, donde se dedica a la docencia del canto, como delicada rama del arte.


 
version para imprimir